martes, 8 de enero de 2008

Feliz Año 2008!

Aprovechamos esta oportunidad para saludar y felicitar a todos los Calamares que estén por todo el mundo llevando orgullosos el Marrón y el Blanco de nuestra camiseta, sea en Saavedra, en Tierra del Fuego, La Quiaca, Madrid, Valencia, Zaragoza, Sevilla, Málaga, Alicante, Almería, Tarragona, Bilbao, Haifa, Tel Aviv, Estocolmo, Los Ángeles, Singapour o la Luna! :D
Platense es de Primera y cuando empecemos a hacer bien las cosas todos juntos: VOLVERA!
Feliz 2008 para todos!
Filial Calamar Española

5 comentarios:

Diego dijo...

Dale, empecemos hoy a hacer las cosas bien.
Deseo para el calendario 2009 un poster de Platense con 11 jugadores. Al mío de 2008 le falta el arquero y hay un oso y dos gatos.

Anónimo dijo...

En elmio del año pasado hay varios gatos... ah nooooo!!!!!!!! Son las chicas de La Nueva Seguros!!!!!!! jejeje Saludos Seba de Málaga

Diego dijo...

UY! qué lindo los bichitos que dejan comentarios!!
La sed de venganza contra tu equipito me agobia y no sé que hacer... es que no encuentro ninguna página de alguna peña o filial que tengan.
Hacete una filial en algún lugar del mundo así puedo putearte un poco. Acá en España somos unos 50 que vamos a todos lados, igual que la gente que va a la popular local en La Paternal. Saludos a los Playmobiles y a la casita de Barbie.

Anónimo dijo...

Muchachos los felicito por hacer patria desde tan lejos, eso no seria lo importante. Lo importante es ser del marron y demostrar como Uds. un sentimiento. A pocos minutos de que comience esta, una nueva etapa en la vida Calamar, deseo sea un gran dia y se llene Saavedra y ganemos. Vivo en Mar del Plata y residí en Valencia muchos años.Suerte !!!!!!!!!!!!!!!!
Me gustaria que algún Calamar que viva en Valencia y pertenezca a la peña, me escriba, asi podremos intercambiar impresiones a traves del mundo.
Norberto
norbertosposaro@yahoo.com.ar

Anónimo dijo...

jajaja buenisimo el comentario de diego, fue el dia contra ferro que a migliardi lo mandaron a cambiarse el buzo, para colmo perdimos con los amargos de ferro.